Sanación con Reiki

Escuchar sobre Reiki se ha vuelto común, pero ¿Qué es?

Sanación con Reiki

Suena a algo como acupuntura o una técnica de sanación, la cual no entendemos y por lo mismo, no nos parece confiable.

¿Qué es el Reiki? Reiki es una palabra japonesa cuyo significado es: Energía Vital Universal. “Rei”, que significa universal, se refiere a la parte espiritual. “Ki” es la energía vital en cada cuerpo. Entonces, Reiki consiste en un encuentro entre ambas energías; es decir, la energía universal y nuestra energía física.

Al practicar Reiki, se trabaja con una energía inofensiva que no tiene efectos secundarios, ni contraindicaciones. El Reiki puede complementar a cualquier otro tratamiento o terapia, al equilibrar los centros de energía del cuerpo, conocidos como chakras.

Aunque no nos damos cuenta de ello, nuestras emociones y pensamientos generan un flujo de energía en nuestro cuerpo y cuando estos son negativos, forman nódulos energéticos que se comportan como barreras que evitan el flujo normal de la energía vital en nuestro cuerpo. Así, mediante el Reiki, se logra elevar el nivel de vibraciones tanto dentro como fuera del cuerpo, de modo que se reestablece el flujo normal de la energía vital.

El desequilibrio de las energías repercute significativamente en nuestra salud. Sabemos que gran parte de las enfermedades se deben a nuestro estado mental, el estrés, las preocupaciones, etc. El sanador, persona que practica el Reiki, cura al paciente utilizando su propia energía mental. El paciente recibe esta energía curativa del sanador, pero la sanación del paciente depende de su propia energía y de la aceptación de la curación.

¿Qué otros beneficios aporta el Reiki? Al equilibrar la energía del cuerpo, se obtienen beneficios adicionales tanto física como espiritualmente:

  • El cuerpo estimula y activa las fuerzas internas para su autosanación posterior.
  • Al equilibrarse el flujo de energía, se regulan funciones metabólicas del organismo.
  • Se equilibran los centros y circuitos energéticos y las funciones metabólicas del cuerpo.
  • Se alivian los dolores y tensiones musculares.
  • Se logra liberar las emociones reprimidas dando como resultado una mayor armonía espiritual.
  • Se obtiene mayor nivel de energía y vitalidad e incluso un rejuvenecimiento del organismo.
  • Se genera un estado de profunda relajación, paz mental y serenidad del espíritu.

Adicionalmente, para complementar la sanación que ofrece el Reiki, se recomienda seguir estos pasos para así, lograr una completa armonía:

  1. Sólo por hoy no me preocuparé.
  2. Sólo por hoy no me irritaré.
  3. Seré amable con los demás.
  4. Tendré una vida honesta.
  5. Agradeceré las bendiciones que me da la vida.
/ Reiki / Etiquetas:

Compartir el Artículo

Acerca del Autor

Comentarios

Sin comentarios aun

Deje un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *